Expediente de legalización

Cuando se ejecuta una construcción sin disponer de la correspondiente licencia de obras o bien contraviniendo las condiciones de una licencia de obras concedida, se va contra la normativa urbanística. El tipo de solución necesaria depende de si las obras realizadas son o no compatibles con la ordenación vigente. Si las obras ejecutadas no son compatibles con la ordenación vigente, o sea se encuentran en suelo no urbanizable, la única solución es demoler lo que se ha construido; pero si lo ejecutado es compatible con la ordenación, existe otra solución: la legalización de las obras realizadas.

Los expedientes de legalización de edificaciones precisan de la documentación técnica y administrativa equivalente a la suma de las que componen un Proyecto básico y de ejecución y una Dirección de obras.

El DECRETO 2/2012, de 10 de enero, supone una novedad importante respecto a este tema, ya que regula el régimen de las edificaciones y asentamientos existentes en suelo no urbanizable en la Comunidad Autónoma de Andalucía, para que se puedan asimilar a la condición de fuera de ordenación y ser, por tanto, legalizadas.

Las edificaciones se clasifican de la siguiente manera:

  1. Edificaciones aisladas en suelo no urbanizable (Art.4) con normas mínimas de habitabilidad (Art.5).
  2. Asentamientos urbanísticos existentes en suelo no urbanizable.
  3. Ámbitos del hábitat natural diseminado.

El mismo decreto estipula unas normas directoras para la redacción de los avances de planeamiento para la identificación de los distintos tipos de edificaciones y para el establecimiento de las normas mínimas de habitabilidad (Art. 5). Actualmente las normas están en fase de tramitación, existiendo alegaciones presentadas por el CACOA, Fidas, COA Sevilla, COA Huelva, COA Malaga, COA Granada.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.